La família Jones



  • Título original: The Joneses
  • Año: 2009
  • Duración: 93 min
  • País: EE.UU

Los Jones se acaban de mudar a su nuevo vecindario. Parecen la familia ideal, la personificación del sueño americano: disponen de unos ingresos altos, son atractivos, visten bien, van a la última y tienen carisma. La familia perfecta salvo porque no son ninguna familia, son un equipo de marketing de guerrilla.

Steve (David Duchovny), ex golfista, es el último en incorporarse a la dinámica de la célula (como así le llaman) de la que ya formaban parte Jenn (Amber Heard) y Mick (Ben Hollingsworth), y de la que Kate (Demi Moore) es su ambiciosa líder. Su objetivo es mostrarles a sus vecinos los artículos puestos por la agencia por la que trabajan; ropa, coches, comida, joyas, tecnología, cosmética etc con el fin de que sus vecinos compren y lo que es más importante, creen un efecto domino. Para ello tienen que convertirse en el sueño americano, la envidia del vecindario, y vender ese sueño a los demás.

El apellido de la familia y el nombre de la película (En America: The Joneses) no están elegidos al azar, en Estados Unidos existe la expresión "keeping up with the joneses" que hace referencia a la comparación socio-económica con los vecinos de al lado. Si ellos tienen un coche nuevo, yo me compro uno igual o mejor.


Hasta donde sabemos, en el conocido como marketing de guerrila (o furtivo) nunca se ha llegado al extremo de la película, pero no es descabellado. Es sabido que las grandes marcas utilizan por ejemplo a futbolistas y actores famosos para que usen sus productos, o hablen bien de ellos a través de las redes sociales, su alcance es masivo. Pero porque no pensar que estas grandes marcas podrían utilizar esta estrategia menos convencional, utilizar a alguien de quién no sospecharíamos como de nuestros adorables vecinos, y a través de ellos vendernos sus artículos.

La pregunta es: ¿Es esto ético?

A lo largo de la película dirigida y escrita por Derrick Dorte los diferentes integrantes de la "familia" tendrán diferentes visiones de su trabajo y una respuesta diferente para esta pregunta. Eso puede llevar a algunos problemillas. Pero ya se sabe, hasta en las mejores familias hay discusiones.

Entretenida, crítica, original e interesante. Con momentos cómicos y también dramáticos. Difícil encasillar a esta película en un solo género. Disfrutarla.


Trailer:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...