Definitivamente, quizás


  • Título original: Definitely, maybe
  • Año: 2008
  • Duración: 105 min
  • País: Reino Unido

Esta comedia romántica supuso aire nuevo para un género al que recurren demasiado en Hollywood, ya que normalmente da muy buenos resultados en taquilla sin hacer falta un gran presupuesto. Pero pasa como con las películas de terror, son aburridamente previsibles y no aportan nada nuevo.

Por suerte, de vez en cuando aparece una cinta algo diferente, una película refrescante. Y este es el caso de Definitivamente, quizás. Y no por ser más graciosa, sino más bien por ser más inteligente, por jugar con nosotros durante mas de hora y media al Quién es quién, y todo con un sabor dulce y a la vez creíble.

En esta película de Adam Brooks, quién normalmente ha sido más de escribir guiones que de dirigirlos, Ryan Reynolds interpreta a Will Hayes, un padre recién divorciado, al que su hija Maya, interpretada por la encantadora Abigail Breslin, le pide que le cuente como se conocieron el y su madre. Will acepta contárselo, pero con una condición, cambiará todos los nombres y no le dirá quien es su madre en la historia.

En este relato con nombres clave, están las 3 mujeres de las que se ha enamorado alguna vez Will, interpretadas por Rachel Weisz, Elizabeth Banks y Isla Fisher, y una de ellas será la madre de Maya, que tendrá que averiguar cual de ellas es, igual que vosotros.

El director consigue mantener la intriga durante gran parte de la película, dando saltos del pasado al presente. Pasaréis un rato muy agradable viéndola. Se agradece una película de este género con un poco más de cerebro de lo habitual.

Así que: Definitivamente, vale la pena verla.

Aquí tenéis el tráiler:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...